La Música secular y el Verdadero Evangelio

Oct 30, 2015 | Evangelio, Reflexiones Bíblicas

Esta es una pequeña reflexión que quise compartir, sobre el Verdadero Evangelio, en contraposición con un “falso evangelio”. 

Antes de comenzar la reflexión, quisiera mencionar o aclarar 2 puntos, para que me entiendan mejor:

  1. Cuando digo “Secular” me estoy refiriendo a música que no es Cristiana, sino “del mundo”. Lo mismo aplica por ejemplo a un trabajo “comun y corriente” como informático, profesor, secretaria, etc, que sería un trabajo Secular. Por lo tanto me estoy refiriendo a la música que se escucha en las radios y que no es cristiana, no necesariamente a música pecaminosa o satánica o algo por el estilo.
  2. En realidad la reflexión no es sobre la música, sino que es el ejemplo que doy, y por medio del cual llegué a esta reflexión. El artículo es sobre el Glorioso Evangelio.

Contexto: Mi pasado Rockero

Quizás muchos no saben pero años atrás, antes de ser salvo, yo era metalero/rockero y una de las bandas que más me gustaba es Dream Theater. Confieso que musicalmente aún me gustan, son excelentes músicos, pero no es algo que prefiera escuchar.

Cuando yo era rockero muchas de las canciones que escuchaba lo hacía principalmente por la música, y no necesariamente por la letra. De hecho, en muchas de ellas ni me fijé lo que decían, ya que estaban en inglés y no me di el trabajo de traducirlas en su momento.

Dios trabajó en mi vida poco a poco, y antes de ser cristiano comencé a cambiar de estilo musical, para ser cada vez más “suave”. Comencé a privilegiar música instrumental y romántica. (Tema aparte, ahora veo que la música romantica es prácticamente idolatría. Le dan toda la gloria y honra a la pareja… Lugar que ¡Le pertenece solo a Dios!).

Luego de que Dios me salvara, por su gracia inmerecida, he priorizado el escuchar alabanzas por sobre cualquier otra música. No obstante, con mi gran amor por la música, en ocasiones he tenido la curiosidad de ver las letras de antiguas, de canciones que me gustaban, para verlas ahora con la “cosmovisión bíblica” que Dios me ha dado por su Espíritu Santo morando en mi.

Una linda canción

Dado el contexto, les cuento que hoy quise escuchar una “linda canción” de esa banda, Dream Theater. Musicalmente es muy suavecita, con mucha melodía y armonías que no desagradan. Lo más sorprendente es que la letra “parece muy buena” (ojo con las comillas), y ahí es donde vino la reflexión.

A continuación pongo un video con la letra original en inglés en el mismo.

Acá se encuentra la letra traducida, y he subrayado algo a lo que quiero llamar su atención:

Mira alrededor
Donde te encuentras
No sientas miedo
Tú no eres el único

No dejes que el día pase
No dejes que llegue al final
No dejes que el día pase en duda
La respuesta esta en el interior

La vida es corta, así que aprende de tus errores
Y mantente detrás de las decisiones que tomes
Enfrenta cada día con los ojos bien abiertos
Y trata de dar, no lo mantengas todo adentro

No dejes que el día pase
No dejes que llegue al final
No dejes que el día pase en mentira
Las respuesta esta en el interior

Tú tienes el futuro de tu lado
Vas a hacer todo bien ahora
Yo se que lo que sea que elijas
Te va a hacer brillar!!! (Brillar)

No dejes que el día pase
No dejes que llegue al final
No dejes que el día pase en duda
Ya estas listo para comenzar

No dejes que el día pase en duda
La respuesta esta en el interior

Un pequeño análisis

Como pueden ver, la letra “parece muy buena”, está tratando de animar a alguien que se encuentra en un momento difícil, y le promete un buen futuro. Como casi todos hacen, le sugiere buscar las respuestas en su interior. Es algo que quizás incluso muchos cristianos harían al querer animar a un amigo o amiga.

Bíblicamente hablando, hay 2 puntos peligrosos en ello:

  1. La respuesta está en tu interior
  2. El futuro está de tu lado y todo va a salir bien ahora

El primer problema, de que la respuesta está en el interior, es uno de los más graves, puesto que la Biblia nos enseña que no hay nada bueno en nosotros, algo que conocemos como “depravación total”. El ser humano es pecador en todo lo que hace y no puede hacer algo bueno sin pecado, en esencia y naturaleza es pecador.

Romanos 3:10-18

10 Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; 11 No hay quien entienda. No hay quien busque a Dios. 12 Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. 13 Sepulcro abierto es su garganta; Con su lengua engañan. Veneno de áspides hay debajo de sus labios; 14 Su boca está llena de maldición y de amargura. 15 Sus pies se apresuran para derramar sangre; 16 Quebranto y desventura hay en sus caminos; 17 Y no conocieron camino de paz. 18 No hay temor de Dios delante de sus ojos.

Y por otro lado nos enseña que nuestro corazón (aun siendo cristianos) es engañoso y no debemos confiar en él.

Jeremías 17:9
Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?

Mateo 15:19
Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias.

Por lo tanto, definitivamente no se puede, o mejor dicho no se debe, buscar las respuestas en nuestro interior, sino en Dios, en Jesucristo el mediador y salvador, en la Biblia, la Palabra de Dios.

El segundo punto pareciera más inofensivo, pero es igual de peligroso, ya que deja en evidencia el egocentrismo que tiene el ser humano y la alta estima que tiene de si mismo y de su vida. Es una frase muy tentadora aún para cristianos: “todo saldrá bien”, pero cristianos sabemos que eso no es así, ni aún teniendo a Dios de nuestra parte. Ya que sabemos que nuestra verdadera morada está en los cielos y esta vida es pasajera. Acá tendremos problemas, y con el evangelio probablemente ellos se incrementen.

¿Y qué tiene que ver esto con el Verdadero Evangelio?

Bueno, como dije esto no es una reflexión sobre la música, y solo la tomé de ejemplo. No criticaré este tipo de música sino que quiero pensar en lo que se está predicando hoy en día en el evangelismo. No hablo solo del famoso “evangelio” de la prosperidad, que es una herejía tremenda, sino el “simple evangelio” predicado comúnmente de una manera poco bíblica y mas bien humanista. De manera que se trata de “convencer” a las personas, apelando a su propio ego y anhelo de satisfacción personal. Algunos ejemplos:

  1. Dios puede sacarte de tus problemas, confía en él.
  2. Abrele la puerta de tu corazón y verás como todo se soluciona.
  3. ¿Quieres el cielo o el infierno?, tu puedes elegir. (¿Alguien elegiría el infierno?)
  4. Dios te ama, todo saldrá bien. ¿Quieres ser su hijo?
  5. No tienes que cambiar, Dios te acepta y te ama tal cual.

Si vemos, en todos los puntos anteriores se está buscando “sensibilizar” a las personas para obtener algo a cambio, un beneficio. Y claro, ¡Quien no querría dichos beneficios!

Las buenas nuevas del evangelio, sin embargo, no son promesas de prosperidad y felicidad… Y aunque Dios “puede” hacerlo, no siempre lo hará y ese definitivamente no es el evangelio.

El Verdadero Evangelio

Dicho lo anterior, ¿Cual es entonces el Verdadero Evangelio?

Resumiendo bastante y siendo un poco crudo, el evangelio trata de un Dios santo y soberano que se merece toda la gloria, y tu (y yo y todos), un ser humano pecador, inmundo, con nada que ofrecerle a Dios, que lo deshonra a diario, que merece la muerte en el infierno… pero ese mismo Dios quiso venir y morir en la cruz, recibir el castigo de nuestros pecados, para redimirnos gratuitamente por su gracia y misericordia inmerecida.

El Apóstol Juan lo resume bastante bien también en 1 Corintios 15:3-4

3 Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; 4 y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras;

El Evangelio Verdadero trata de Dios primeramente y de Dios en última instancia.

Dios entregándose a la muerte y castigo por el pecado, haciendo de reconciliándonos con Él y luego Dios es quien merece toda la gloria y honra, para siempre. ¡No nosotros!

En vez de pensar que tu eres alguien muy importante, y que por eso Dios murió por ti, y que Él te va a resolver todos los problemas, debes pensar que Dios es el importante, quien merece y demanda que vivamos para Él.

Por cierto, cuando te encuentres en diversos problemas o pruebas, debes pensar en ellos de manera bíblica, desde la perspectiva de Dios. (ver artículo)

La gran noticia, la verdadera buena nueva, es que (si somos salvos), hemos sido perdonados por un Dios maravilloso, Santo, Santo, Santo, y ahora podemos ser llamados hijos de Dios. Todo lo demás en el mundo, en la vida, deja de tener importancia, es pasajero, en comparación a la eternidad junto a Dios, el creador del universo.

PD: Como post data final, cabe mencionar que hay muchísima música cristiana con problemas bíblicos mucho peores. Siempre debes analizar lo que ves, lo que haces, lo que escuchas, lo que cantas. ¡Debemos hacer todo para la gloria de Dios!

Suscríbete

Suscríbete

No te piedas los nuevos artículos. Suscribete y recibirás una actualización periódica. 

Te has suscrito exitosamente. Recibirás un correo de confirmación.

Pin It on Pinterest

Share This